Funciones de un Administrador de Fincas: Todo lo que tienes que saber

Una comunidad de vecinos da lugar tanto a derechos como a obligaciones con las que tienes que cumplir y ser responsable como propietario. La mayoría de las comunidades delegan estas responsabilidades en un administrador de fincas con experiencia y conocimiento de la ley horizontal y todo lo que tu comunidad de vecinos necesita para funcionar óptimamente. Si eres un nuevo propietario y no tienes muy claro quién es la figura del administrador de fincas de tu vecindario te vamos a contar todo lo que tienes que saber. 

Las funciones del administrador de fincas o de una comunidad de propietarios



Las funciones del administrador de fincas o de una comunidad de propietarios son cada vez más diversas y no se limitan únicamente a una ley específica sino a la demanda del mercado actual.  

 

La Ley de Propiedad Horizontal de 1960 nos define (aunque ya de manera un poco obsoleta) cuáles son las funciones principales de un Administrador de Fincas. Según el artículo 20 de la Ley de Propiedad Horizontal dedicado a las funciones del administrador, el administrador es responsable de: 

 

  • “Velar por el buen régimen de la casa, sus instalaciones y servicios, y hacer a estos efectos las oportunas advertencias y apercibimientos a los titulares” – Un buen administrador de la propiedad tiene que estar al tanto del mantenimiento de la finca que está administrando y de los problemas de convivencia que puedan surgir y que cualquier miembro de la comunidad le ponga de manifiesto. El administrador de Fincas será responsable de solucionarlo lo antes posible o comunicárselo a quien tenga que tomar medidas. 

 

  • “Preparar con la debida antelación y someter a la Junta el plan de gastos previsibles, proponiendo los medios necesarios para hacer frente a los mismos.” – Todas las comunidades de propietarios han de celebrar una Junta Ordinaria anual en la que aprobar los presupuestos previstos para el correcto mantenimiento del edificio, desde las revisiones de los ascensores de la comunidad hasta la limpieza de las zonas comunes. Tras elaborar el presupuesto el administrador de fincas podrá dividir de acuerdo con la ley las cuotas que tiene que aportar cada propietario. Sólo un tercero profesional con experiencia en el mantenimiento de fincas podrá realizar estos presupuestos de manera óptima. Los presupuestos se someten a una votación anual para ser aprobados por la junta de propietarios quienes ejercerán su voto. Además, se encargará de llevar la contabilidad, la gestión de cobros de las cuotas y de informar del estado de las cuentas a toda la comunidad. 

 

  • “Atender a la conservación y entretenimiento de la casa, disponiendo las reparaciones y medidas que resulten urgentes, dando inmediata cuenta de ellas al presidente o, en su caso, a los propietarios” – Un administrador de fincas puede actuar al margen de la junta cuando exista un problema de altísima gravedad que necesite de respuesta muy urgente. Por ejemplo, si eres copropietario de un edificio arrendado y se rompe una cañería que necesita reparación urgente para dar servicio a los arrendatarios y para no causar desperfectos en tu edificio, estará en su deber de actuar lo antes posible para solucionar este problema sin necesidad de organizar una Junta Extraordinaria. Tendrá que estar al tanto de todo el mantenimiento e inspecciones reglamentarias para que la finca, por un lado, funcione correctamente y por el otro cumpla con todos los requisitos establecidos por la ley.  

 

  • “Ejecutar los acuerdos adoptados en materia de obras y efectuar los pagos y realizar los cobros que sean procedentes” – Los administradores se tendrán que encargar de que todas las obras que se aprueben en una junta de propietarios se lleven a cabo, se cobren las cuotas correspondientes y se efectúen los pagos a las contratas para que las obras vayan cumpliendo con los pagos y plazo establecidos. 

 

  • “Actuar, en su caso, como Secretario de la Junta y custodiar a disposición de los titulares la documentación de la comunidad.” – Una comunidad de propietarios cuenta con Administrador y Secretario como órganos, pero si se trata de un Administrador de Fincas colegiado los dos cargos pueden recaer sobre la misma persona, será secretario y se ocupará de las actas de las juntas, la expedición de las certificaciones y la custodia del libro de actas y documentación de la comunidad de vecinos. 

 

  • “Todas las demás atribuciones que se confieran por la junta” – como ya hemos avanzado al principio, las funciones del administrador no están tan limitadas por el artículo 20 la ley de Propiedad Horizontal de 1960 sino por lo que cada comunidad exige. Cada comunidad de propietarios es distinta y requiere una gestión y administración adaptada a sus necesidades.  

 

Los administradores de fincas necesitan unos conocimientos legales muy extensos: sobre legislación fiscal, laboral, seguros, responsabilidad civil… Legislaciones que, en la mayoría de casos, difiere de Comunidad Autónoma a Comunidad Autónoma en España. Por ello te recomendamos siempre elegir un profesional en la administración de fincas experto en la comunidad donde se encuentre la finca a gestionar. Si necesitas un administrador de fincas en Logroño no dudes en contactar con nosotros. Contamos con los mejores profesionales en el sector en los que confiar y delegar las obligaciones de tu comunidad de vecinos. 



Foto de Josh Hild en Pexels